Perdón


No sé tú, pero yo disfruto mucho esta temporada. Me agrada el ambiente y el frío. Con todo y el tráfico que hay en todos lados me gusta ver las calles y las casas decoradas con luces y los adornos de Navidad. ¡Cómo no gustarme si todo remite a Jesús! Porque es el tiempo de recordar su nacimiento.

Esta semana me he reído muchísimo con las fotos que postearon con esa aplicación que envejece los rostros de las personas. Algunos se inspiraron y las subieron con textos de esperanza, que aun de viejitos desean seguir predicando las Buenas Nuevas.