Cristianos


, , , , 02 de octubre de 2020

Debo decir que la libertad de culto, incluida la libertad de credo, es un derecho fundamental que está garantizado por la Constitución de la República de muchos países. La ley nos otorga la oportunidad de elegir nuestra religión; es decir, nos da la libertad de adorar a Dios y congregarnos en la religión que nosotros elegimos. Nadie debe obligarnos a adoptar una religión o castigarnos por ella. Ser cristiano es una decisión personal.

Hace poco fui invitado a una reunión a la que llegaron amigos y conocidos, entre ellos varios profesionales en diversas áreas: médicos, abogados, comunicadores, artistas y algunos docentes. Tal parece que llegué a representar a los pastores porque era el único en aquel lugar. Afortunadamente la noche se nos alargó y alcanzó para platicar de todos los temas que se puedan imaginar.