Conéctate a nuestro servicio en vivo

Cristianos


Guatemala es un país con un alto porcentaje de personas cristianas. Casi la mitad de la población declara creer en Jesucristo. Esta es una muy buena noticia, pues demuestra que las iglesias están haciendo un buen trabajo.

Para que la vida de una persona se transforme se requieren algunos pasos. Leamos Hechos 3:19: “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”. Las acciones de arrepentimiento y conversión son personales: le toca a cada persona nacida de nuevo llevarlas a cabo en su vida.

, , , , 16 de julio de 2021

La palabra estereotipo se refiere a las imágenes o ideas que desarrollamos sobre determinadas cosas y que son aceptadas por la sociedad. Para que comprendamos, veamos el ejemplo del diablo. De niños nos vendieron la idea de que era un ser rojo con cuernos y cola, tal como aparecía en los cartones de la lotería. ¡Nada más alejado de la realidad! La Biblia lo describe como un ser lleno de sabiduría, hermoso y perfecto hasta que se halló en él maldad (Ezequiel 28:12).

, , , , 02 de julio de 2021

Orgullo es una palabra que tiene significados interesantes. Según el diccionario es un sentimiento de satisfacción por los logros, capacidades, méritos propios o por algo en lo que una persona se siente interesada. También se refiere a arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que suele conllevar sentimiento de superioridad. Y el tercer significado está relacionado al amor propio o autoestima.

Siempre he dicho que mostrarnos agradecidos es algo que nos debería distinguir a los cristianos. ¿Cómo no dar gracias a Dios por salvarnos? ¿Cómo no agradecer a Jesús por librarnos de esa vida sin sentido? ¿Cómo no sentirnos felices de poder servir a Dios? ¿Cómo no dar gracias por la semilla que depositaron en nuestro corazón para transformar nuestra vida?

, , , , 02 de octubre de 2020

Debo decir que la libertad de culto, incluida la libertad de credo, es un derecho fundamental que está garantizado por la Constitución de la República de muchos países. La ley nos otorga la oportunidad de elegir nuestra religión; es decir, nos da la libertad de adorar a Dios y congregarnos en la religión que nosotros elegimos. Nadie debe obligarnos a adoptar una religión o castigarnos por ella. Ser cristiano es una decisión personal.

Hace poco fui invitado a una reunión a la que llegaron amigos y conocidos, entre ellos varios profesionales en diversas áreas: médicos, abogados, comunicadores, artistas y algunos docentes. Tal parece que llegué a representar a los pastores porque era el único en aquel lugar. Afortunadamente la noche se nos alargó y alcanzó para platicar de todos los temas que se puedan imaginar.