Niños


, , , , , , 20 de septiembre de 2019

Siempre he dicho que el Señor me premió con gente apasionada por predicar la Palabra de Dios. Tanto los colaboradores en oficinas como el equipo de pastores de nuestra iglesia son personas excepcionales y comprometidas.

, , , , , , , , 16 de agosto de 2019

La paternidad de Dios es incomprensible para nuestra mente humana. Es hasta que somos padres que empezamos a percibir levemente ese amor en nuestra vida a través de otro amor que no tiene límites.

¡Qué terrible es la realidad de tantos niños en mi país! Sin meterme a estadísticas, puedo asegurar que hay muchos, pero demasiados niños sobreviviendo con uñas y dientes en las calles; indefensos, pasando hambre, frío, vulnerables a todo. La verdad es que esta realidad sería digna de la desesperanza más profunda si no la viéramos como una urgente oportunidad para demostrar que somos hijos de Dios, dispuestos a dar nuestra vida por cambiarla.

, , , 24 de agosto de 2018

Tengo dos nietos, Darisse, de nueve años, y Tiago, de cinco años. No hay palabras para describir de qué forma todo mi ser rebalsa de amor por ellos. ¿Lo más interesante? Pues que ellos lo saben y con gran maestría se mueven en esa ventaja. Mi nieta no duda en que una mirada suya consigue lo quiera de mí; no digamos Tiago, en quien veo reflejado a su papá, mi hijo Cashito, no solo por su impresionante parecido físico, sino también por su carácter afable y juguetón.