Conéctate a nuestro servicio en vivo

Liderazgo


, , , , 12 de marzo de 2021

Tuve la bendición de verlo en varias ocasiones. La primera vez, en la cruzada que realizó en el estadio Doroteo Guamuch Flores (anteriormente Mateo Flores). Fui con mi amigo Julito, nos quedamos hasta que el estadio casi se vació. No olvido que ese día yo llevaba un jeans y una botas vaqueras color corinto. Ahí en ese estadio me surgió la inquietud ¿algún día Dios usará a un guatemalteco así? Luis me inspiró a predicar y evangelizar como él lo hacía.

A todos nos llega más de una vez en la vida la necesidad de replantearnos el rumbo. Ya sea porque pareciera que nos equivocamos de camino y debemos probar por otro lado o porque tenemos tan claro el camino que vale la pena abrir brecha hacia nuevos retos.