Errores


, , , , , , , 06 de diciembre de 2019

¿Alguna vez te ha pasado que se te acerca una persona a saludarte de manera efusiva y no logras recordar su nombre? Es una sensación incómoda. Esos primeros segundos son incómodos y queremos que nos trague la tierra.

Muchos me preguntan cómo hago para hablar en público porque les gusta mi forma de predicar. Y la verdad es que ha sido todo un reto. Durante poco más de dos décadas que he tenido el privilegio de compartir el mensaje de fe y vida nueva que recibimos de Dios, he visto cómo su gracia se perfecciona en mi debilidad y es Él quien me da confianza, además de estrategias para bendecir a las personas con los temas que inspira a través de su Palabra.