Pandemia


, , , , 17 de julio de 2020

Coincido con quienes afirman que este proceso inusual que estamos viviendo debido a la pandemia de COVID-19 nos va a dejar algo bueno. De hecho, una de las lecciones que ya nos ha dado es ponernos de frente a un tema que con frecuencia evadimos: la muerte.

No sé por qué evitamos las conversaciones relacionadas a la muerte, si al final es un hecho inevitable en todos los seres vivos: tarde o temprano vamos a morir. Si viviéramos conscientes de esa realidad probablemente nuestras actitudes serían distintas. ¿Qué tal sería vivir para que nos extrañen y no solo para que nos recuerden?