Mundo


Como que el mundo está de cabeza. ¿No te parece? Últimamente he tenido la sensación de que predomina el espíritu egoísta y malintencionado. Es como si todos construyeran un muro de suspicacias y desconfianzas que los mantienen a salvo.