Hijo


, , , , , 30 de agosto de 2019

Un padre de familia miembro de nuestra congregación me contó la lucha que había tenido recientemente con sus hijos adolescentes para que se apresuraran a salir de casa y estar a tiempo en el servicio de un domingo. Estaba muy molesto porque no aprobaba el look tan fresco que ellos usaban para vestir en la iglesia: tenis, jeans rotos y playeras.