Estilo


Soy “cuentero”. Me gusta contar historias y creo que eso es una bendición porque me ayuda a ilustrar los mensajes que deseo compartir. Siendo sincero, no he recibido ningún curso técnico de storytelling, pero he aprendido del mejor contador de historias, mi maestro, Jesús, el genio de genios para los relatos, además de ser el protagonista de la historia más relevante para la humanidad.