Bebes


, , , , 07 de septiembre de 2018

He vivido una tarde de domingo como pocas. El 2 de septiembre, a las 2:00 pm, en Guatemala, cobró relevancia la vida de los bebés que se están formando para ver y sentir el mundo fuera del vientre de su mamá. Además, cobró relevancia la vida de la mujer, cuyo cuerpo generoso tiene la capacidad de brindar toda la materia prima, sustento y protección a un nuevo ser humano que se forma dentro de ella y al que llamará hijo por el resto de sus días, sea abortado o no.