¿Quién es Jesús?


Este domingo se llevará a cabo la ceremonia de los Premios de la Academia, que galardona a las mejores producciones cinematográficas en diferentes categorías: actor, actriz, banda sonora, canción original, director, diseño de vestuario, diseño de producción, fotografía, etcétera. Tengo entendido que son casi 24 estatuillas, además de los premios especiales que se otorgarán en esa gala.

Algunos de ustedes sabrán que disfruto mucho del cine, por eso me mantengo al tanto de la temporada de premios que generalmente se desarrolla durante el mes de enero y que finaliza con la entrega de los Óscar. No sé si han notado que cuando se publica la lista de las películas ganadoras, muchas personas van al cine para avalar lo que dictaminó el jurado. Otras debaten si esas eran las que merecían ganar y, sin ver las películas, se encargan de repetir las reseñas de los críticos de cine.

Yo no soy un crítico del arte cinematográfico, solo soy un cinéfilo de corazón que procura ver la mayoría de las películas que me llaman la atención, estén o no en la lista de las nominadas. Lo hago porque eso me ayuda a tener argumentos propios y ver si coincido o no con ese grupo de especialistas que llaman para integrar el jurado. Esto es algo que no solo hago con el cine, pues también soy de las personas que, antes de emitir una opinión o lanzar un comentario, me informo y no me quedo con lo que alguien dice que dijo alguien más. Creo que es valioso que podamos investigar y, si es necesario, profundizar en los temas que se ventilan en la oficina o en el hogar porque no todo lo que se dice es cierto.

¿Sabes? Es lo mismo que pasa con Jesús, de quien se dice, se escribe y se inventan muchas cosas. No sé cuántos artículos o videos se han hecho ya para emitir una opinión superficial de Él sin tener como base sus enseñanzas. Algunas personas repiten y repiten lo que leen en alguna parte sin tener argumentos bíblicos, pero si lees la Biblia sabrás identificar si lo que se publica es cierto o no. Hay quienes “desarrollan” una relación con “el colocho”, otros con “Jesucito”, otros con “el cuate Jesús” y yo no encuentro en ninguna parte de las Escrituras que Jesús responda a esas características.

En la Biblia se dice que Jesús es salvador, maestro, perdonador, sanador y el Hijo de Dios que quita el pecado del mundo… Es con Él con quien hay que establecer una relación íntima, no con el que la gente o las redes sociales dicen.

Si lees y haces el tiempo para estudiar las Escrituras no es fácil que creas cualquier cosa que se diga de Él, especialmente lo que se inventan aquellas personas que se presentan como “estudiosos” y que viven criticando un extracto del mensaje de un pastor y después de otro pastor para aumentar sus seguidores en redes sociales. En estas décadas de ministerio he visto cómo muchos se aprovechan de la falta de conocimiento de las personas y viven de esta dañina práctica.

En Juan 5:39 dice: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”. Te invito a que no te limites con escuchar o leer frases “bíblicas” que a lo mejor son sacadas de contexto para hacerte creer algo equivocado. Más bien, desarrolla tu propio tiempo para leer y profundizar en la Palabra y comprueba qué es lo que Dios transmite a través de ella. ¡Descubre por ti mismo quién es Jesús a través de sus historias escritas en la Biblia!

¿Te gustó? Compártelo en tus redes
Agenda y eventos

Agenda y eventos


Te comparto información sobre los próximos eventos en los que participaré.

Conoce más
Acércate

Acércate


¿Necesitas oración o consejo? Junto a mi equipo, quiero orar por ti.¡Escríbenos!

Conoce más
Bookstore

Tienda en línea


Encuentra materiales que podrían interesarte para fortalecer tu fe y edificar tu vida.

Conoce más