Ministerios Cash Luna
http://www.cashluna.org
Dios no se averg├╝enza de mi

Hechos 2:13-18 
 
Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto
Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día.
Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios,  derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.
 
Vienen nuevos tiempos, los milagros suceden por el poder del Espíritu Santo, por la unción, cuando hablamos de unción hablamos de un ungüento, hablamos del poder de Dios sobre la vida de alguien.
 
Dios no unge sillas, Dios unge personas, la unción no se lleva por dentro, la unción se lleva encima, Dios te puede llenar con su Espíritu Santo y te va a ungir con su poder. En el  día de Pentecostés el Espíritu Santo vino por primera vez con un viento recio y llenó a los 120 que estaban en el Aposento Alto, dice la palabra que quedaron embriagados, dice la escritura en el Verso 13, “mas otros burlándose, diciendo están llenos de mosto, de vino , de licor, se emborracharon”, no se puede pretender estar en un avivamiento sin que exista la burla de ciertos sectores de lo que el  Espíritu Santo hace, muchos de ellos se burlan por falta de conocimiento no por que tengan un mal corazón.
 
Cuando una persona se embriaga ¿A qué extremo tiene que quedar para que otras personas se burlen de él? Así quedaron los apóstoles cuando fueron llenos del Espíritu Santo, así puedes quedar tú también al extremo que si te ven, se burlan de ti, no ha existido un avivamiento sin la burla de alguien, nunca.
 
La profecía decía que seríamos llenos del Espíritu Santo, el mundo normalmente supone cosas tuyas, supone cosas de los cristianos, supone cosas de los siervos de Dios y normalmente están equivocados porque si a usted teniendo el Espíritu Santo le cuesta entender algunas escrituras, a los que no conocen al Espíritu Santo les costará mucho más, entonces,  ellos suponían que estaban borrachos y calificaban de borrachos a los hombres que estaban llenos del Espíritu Santo, entonces lo que estaba pasando no era lo que la gente “suponía”.
 
El Espíritu Santo estaba viniendo como un cumplimiento profético sobre la vida de la gente, como una promesa que Dios había dado.  Dentro las promesas está LA promesa, están las promesas y LA promesa y LA promesa es la venida del Espíritu Santo sobre nosotros. El Espíritu Santo los lleno, quedaron como embriagados, y supusieron que eran demonios, y cuando yo escuché esto me puse a orar y le dije a Dios: “Padre ¿qué es esto?” y Dios me respondió: “¿Desde cuándo los demonios dan lo que no tienen?”  Un demonio no puede alegrar a la gente, los demonios viven martirizados, Dios los ha torturado, Jesucristo los exhibió públicamente y los derrotó en la cruz del Calvario. Un demonio lo que provoca es angustia, afán, odio. Muchas veces las personas andan suponiendo por la vida, pero cuánta gente ha supuesto algo y al final no es así.
 
Suponen que eres un cristiano rematado por venir a la iglesia  hasta el Km. 17 Carretera a El Salvador, suponen que estás loco por eso, pero eso es lo que ellos suponen y tu sabes que no es verdad, por que tu eres un conquistador y un vencedor en Cristo, eres parte de su iglesia, de su cuerpo, de la gente que busca a Dios de corazón, pero aún así, no deja de haber gente que supone otra cosa.
 
Joel 2:23 Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio.  
 
Debes creer que en tu vida habrá  abundancia de trigo, aceite y vino, esta es una señal de abundancia económica,  cuando Dios sacó a su pueblo, lo llevó a un lugar donde fluye leche y miel. Eso era lo que Dios estaba anunciando, que estarían en abundancia, así es como a Dios le gusta ver tu casa, tu familia, tu vida, tu despensa, a Dios le gusta verlas llenas.
 
El mismo profeta que dijo derramaré sobre toda carde de mi espíritu, es el mismo dijo que estaría lleno de trigo, aceite y vino,
 
Pero la gente cree que en los últimos tiempos nos irá muy mal, pero no, yo sé que los lagares estarán llenos de trigo, aceite y vino. No importa la crisis que se esté dando porque  a los hijos de Dios no nos faltará nada. Dios, es Dios del cielo y de la tierra, Dios, es Dios de Guatemala, de Latinoamérica y del mundo entero.
 
Créele a Dios con todo tu corazón, Dios va a restituir en tu vida todo aquello que por años has perdido.
 
Joel 2:25 Y  os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.
 
Nosotros vamos a creer por un toque de su Espíritu Santo, le vamos a creer por hablar en lenguas, pero nos resistimos a creer que nuestra vida va a ser restituida, pero está escrito que si el ladrón fuere sorprendido, va a devolver siete veces lo que se robó, es tiempo de multiplicar lo que hemos perdido y multiplicarlo por siete debes de creerle a Dios con todo tu corazón.
 
Este es el día de tu restitución, el diablo va a tener que devolver TODO lo que se robó. Si lo malo regresa siete veces como los demonios, ¿Por qué todo lo bueno que el diablo ha robado no regresará igual?
 
Joel 2:26 Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado.
 
Es hora que te levantes y tomes de regreso lo que te toca.
 
No entiendo cómo las personas que son prosperadas por Dios se alejan de él.  Mis ojos están por ver que no importa qué tanta abundancia Dios traiga a las vidas porque todos  van a estar postrados en la presencia de Dios, adorándolo y alabándolo, Dios está por levantar una generación santa, limpia, honesta, llena de bendiciones que no por estar en abundancia dejará de alabar su nombre.
 
No creo en la enseñanza que dice que sólo cuando estás en penas vas a alabar el nombre de Dios y sólo cuando tienes necesidad vas a estar pidiéndole, no, aquí vas a estar cuando tengas y cuado no tengas, todo el tiempo alabando y adorando el nombre de Dios, esa es la generación que esta por levantar Dios ahora, va a ser la generación que levantará altar, como lo hacían antes, que cuando conquistaban reinos levantaban altares, templos de oro para alabar a Dios.
 
Dios no dice te voy a quitar todo para que me alabes y me busques, Dios no es un torturador de su gente, Dios no es malo, cuando usted le atribuya las cosas malas a él, ese día él sale de su casa. No se le ocurra decir que Dios le mandó esa enfermedad, esas son ideas erróneas que tenemos en la cabeza. El nos quiere ver de fiesta, proclamándole, dándole a conocer a todos de su amor y bondad.
 
A muchos no les basta pensar mal de las personas, sino que hasta de Dios piensan mal. Siempre que le va mal a una persona, siempre aparece alguien diciéndole: “Viste que te dije que te iba a ir mal”. Pero no tienen discernimiento para las promesas de Dios.
 
Pero cuando veas a una persona que esta en una prueba, regocíjate, dile: “Sé que Dios te va a sacar de aquí, él está viendo lo que estás haciendo, vas a salir bendecido”.    Dios  no falla, todas las cosas te serán añadidas, si le vas hablar a alguien háblale promesas.
 
Dios hace maravillas, que las personas que te vean reconozcan que Dios está contigo y que ha hecho prosperar en todo.
 
Dios restituye y dice “Nunca jamás será mi pueblo avergonzado”. Es para eso que Dios restituye. Si crees que es tiempo del Espíritu Santo, es tiempo de la restitución, y  si es tiempo de restitución es el tiempo final de la vergüenza. 
 
El tiempo de la vergüenza se acaba y hoy inicia el tiempo de la restitución, a Dios no le gusta ver a su pueblo avergonzado, él da honra por que somos sus hijos.
 
Hebreos 11:16 Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad.
 
Aunque la gente te quiera avergonzar no dejes que creerle a Dios por algo celestial, no dejes de creer en su promesa, porque cuando él ve que te has mantenido creyendo no se avergüenza de llamarte su hijo.
 
Si Dios no te da la sanidad en la tierra, pero te abre las puertas del cielo, ese es un mayor milagro. Y no importa que piensen los demás, no importa que te quieran avergonzar, que nadie haga que dejes de creer en su palabra, que no te importe que te digan fanático, cuando la gente te quiera avergonzar, recuerda que Dios está a tu lado para decirles que a él no le da vergüenza estar contigo.  
 
A Dios no le da vergüenza llamarse nuestro Dios, pero lo ridículo para algunos es lo sabio para Dios dice la escritura. Es de sabios creer la Biblia, no es de fanáticos, así que cuando sientas presión de declarar su palabra frente a los demás estás haciendo a  Dios  sentirse orgulloso, honrado, Dios camina orgulloso de todo lo que te paras a decir de él frente a las personas.
 
Hebreos 2:11-12   Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,   Diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré.
 
Si Dios no se vergüenza de ser llamado nuestro Dios a pesar de que la conducta de algunos sí es para que se avergüence, él dice: “No me avergüenzo, él es mi hijo, estoy empezando un proceso en él, porque inicié en él una obra y la voy a perfeccionar”. Y Jesús dice: “a mi tampoco me avergüenza que sean llamados mis hermanos”.
 
¿Cuánta presión ejerce sobre tí  la sociedad para que te avergüences de algunas personas? Somos un solo pueblo, una sola nación y  no nos van a dividir los conceptos que otros tengan.  Somos la sal de la tierra y la luz del mundo, ya es hora de que tengamos más identidad. Jesús no se avergüenza de llamarte su hermano, siendo el único hijo de Dios en el Universo, y mira la cantidad de hermanos que Jesús tiene por todo el mundo, y a el no le da vergüenza de decir: "Son mis hermanos".
 
Hebreos 2:12 Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré.
 
Hay que congregarse, no sólo ver el mensaje en la televisión,  Jesús se congrega, entonces ¿quiénes somos nosotros para no hacerlo? Y cuando estamos adorando al Padre, Jesús está en medio de nosotros, y ¿Cuál es tu actitud en medio de la adoración? ¿Estás con los brazos cruzados? Pero independientemente de cuál sea tu actitud, Jesús te dice: “No me avergüenzo de ser tu hermano”.   Si él no le da pena ser tu hermano ¿Por qué a ti sí?
 
Si Dios puede caminar sobre el universo diciendo, ¡Wow qué mundo el que tengo! Por qué no puedes hablar lo mismo de tu nación y decir ¡Wow qué país el que tengo!  Si tú sabes la verdad, qué importa lo que los demás supongan.
 
Cuando el poder de Dios te toca, las personas al ver las manifestaciones en ti, te llaman ridículo, si supieran quién te tocó no se atreverían a decirlo y en su ignorancia “suponen” cuando lo que pasó es santo.  La promesa del Espíritu Santo, el tiempo de la vergüenza termino según La Biblia.  ¡Es tiempo del honor!