Ministerios Cash Luna
http://www.cashluna.org
Creo en el Matrimonio

Por diversas razones, muchas personas solteras o casadas no ven la toda la bendición que existe en el matrimonio. La Palabra de Dios nos dice en Eclesiastés 4:9 al 12  “Mejor son dos que uno,  pues reciben mejor paga por su trabajo. Porque si caen,  el uno levantará a su compañero;  pero  ¡ay del que está solo!  Cuando caiga no habrá otro que lo levante. También,  si dos duermen juntos se calientan mutuamente,  pero  ¿cómo se calentará uno solo? A uno que prevalece contra otro,  dos lo resisten,  pues cordón de tres dobleces no se rompe pronto.”

Todos en algún momento hemos escuchado acerca de este versículo y muchas veces  lo utilizamos para el ministerio o para formar sociedades, pero también se refiere al matrimonio al saber que como pareja, siempre tendremos a alguien junto a nosotros y que estaremos levantándonos y apoyándonos mutuamente para salir adelante y ser mejores personas. Y por supuesto, es fundamental saber, que en comunión con el Espíritu Santo, el cordón no se romperá.

Desde el comienzo de la creación, cuando Dios creó a la primera pareja, Adán y Eva. El tenía el diseño perfecto para el matrimonio. Y no olvidemos también que: El primer milagro de Jesús fue en una boda, Su segunda venida son “Las bodas del cordero” y la relación de Cristo con la Iglesia (su novia) nos enseña como debe de ser una relación de pareja.

Tu pareja es un instrumento de Dios para formarte y que seas una mejor mujer cada día. Muchas mujeres tienen miedo de comprometerse y realmente confiar en que es la pareja idónea que Dios creo para Ti. En tu corazón debe de haber fe y confianza en que cuando es así, todas las puertas se abren y todos están apoyándoles y hay paz en tu corazón.

No creas que por ser una mujer independiente no necesitas de alguien para compartir tu presente y el resto de tu vida. Recuerda que toda decisión que tomamos durante nuestra vida tiene consecuencias, unas veces positivas y otras negativas, unas a corto plazo y otras a largo plazo, y en algunas decisiones queremos poner reversa pero a veces ya es demasiado tarde. Tu puedes escoger casarte o no pero cualquiera que sea tu decisión o tu situación actual, vívela intensamente, con alegría y gozo y todo lo que hagas hazlo siempre con amor como para el Señor.  Yo creo en el matrimonio y creo que  fui creada para ser ayuda de un hombre, para apoyarlo, bendecirlo y cubrirlo con mis oraciones.

Dios te ha preparado como su herencia para un hijo suyo como dice Proverbios19:14, que la mujer prudente es herencia de Jehová, lo que significa que El te ha equipado y ha puesto en ti dones, talentos, y habilidades para bendecir a tu familia y mucha gente más.

Recuerda, ¡¡dos son mejor que uno!!