El Modelo de Jesús

El Modelo inició una noche cuando el pastor Cash Luna oraba por la Iglesia. Recién se iniciaban las Noches de Gloria, y por los milagros y por la unción, mucha gente comenzó a acercarse, por lo que se comenzó a experimentar un acelerado crecimiento. En ese momento, el pastor Cash le preguntó a Dios qué debía hacer para cuidar a tanta gente que se añadía. El Señor le respondió con otra pregunta: “Si hubieras sido uno de mis doce discípulos cuando caminé en la tierra y te pido que hagas discípulos, ¿cómo los harías?” A lo que el Pastor respondió: ”Pues como te vi hacerlos”. Así que el Señor lo confrontó: “Entonces, ¿por qué lo haces de otra forma?” En ese momento, le dio la orden de escudriñar las Escrituras para que aprendiera y tomara ejemplo de Su ministerio: “Estudia mi proceder, mira no solo lo que hablé, sino también lo que hice”. El modelo de Jesús surgió del detallado análisis del Evangelio.

Este Modelo, más que un sistema de crecimiento, es la propuesta de una forma de vida que busca multiplicar la bendición para todos.

 
Grande pero pequeña

La visión de ganar Guatemala para Cristo es lo que motiva el trabajo esforzado de cada miembro de la congregación. Todas las semanas nos reunimos como congregación para tener un tiempo de celebración y Palabra, además de los grupos de amistad que se reúnen en casas, donde se comparten principios de vida fundamentados en el Evangelio y se forman discípulos. Estamos seguros de que Jesús dijo que los campos, es decir el mundo, ya está listo para la siega. Por ello, nos dedicamos a lograr que toda persona evolucione de demandante a oferente. Trabajamos para ser una Iglesia en la que cada miembro sea un productor de bendición que comparta la gracia que ha recibido. El anhelo de Dios de ganar nuestra nación y el mundo para Cristo será una realidad con el poder del Espíritu Santo y el esfuerzo de todos.