El poder de la oración intercesora

La oración del intercesor es igual que la de Jesús al Padre, por eso es poderosa como ninguna otra, porque el intercesor, al igual que Jesús, pone su vida por la causa por la que está suplicando.

El poder de la oración intercesora

¿Cuál es el poder que tiene la oración de intercesión? Dios puede hacerlo todo.  El es TODO.  Pero en Su amor tan grande hacia nosotros El derrama Su Gracia y escoge a hombres y mujeres para que colaboren con El en Su Obra de Salvación,  a través de su ruego por otros.  Estos son los intercesores.  ¡Qué inmenso privilegio!

La oración del intercesor es igual que la de Jesús al Padre, por eso es poderosa como ninguna otra, porque el intercesor, al igual que Jesús, pone su vida por la causa por la que está suplicando.

La Biblia nos da muchos ejemplos del poder de la oración de intercesión:

En el Antiguo Testamento


1.La intercesión insistente de Abraham a favor de Sodoma, pensando en Lot. (Génesis 18:16-33)

2.La intercesión de Moisés a favor de Israel (Éxodo 32:11-14; 33:12-17)

En el Nuevo Testamento

Algunos ejemplos de los milagros de Jesús, gracias a la intercesión de alguien.

3.-  La oración de Jesús en vísperas de su Pasión se llama de “intercesión” pues señala su actitud constante frente a su Padre en relación con los suyos.  Juan 17; Lucas 22:32

4.-  Pablo asegura a los destinatarios de sus cartas (sean iglesias o individuos) que hacen mención de ellos (que intercede por ellos) en sus oraciones.  Romanos 1:9; 2 Co. 13:7; Efesios 1:15-19; 3:14-21; Fil. 1:3-7, etc.

5.-  Pablo pide oración (intercesión) a los creyentes. Romanos 14:30-32; Efesios 6:18
8-20.

Participa: