Un Diario de Oración I

El Evangelio nos dice a menudo que Jesús se retiraba a solas para orar. Nosotros también necesitamos un tiempo a solas en la presencia del Padre, antes de abrir los canales de la intercesión por nuestros hijos.

Un Diario de Oración I

Más tú cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que esta en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensara en público.  Mateo 6:6

El Evangelio nos dice a menudo que Jesús se retiraba a solas para orar.  “Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte (Mateo 14:23). Once veces Lucas menciona a Jesús orando.  Nosotros también necesitamos un tiempo a solas en la presencia del Padre, antes de abrir los canales de la intercesión por nuestros hijos.  A solas y en quietud podemos orar en forma mucho más efectiva y conocer la voluntad de Dios es la llave para orar efectivamente.  Juan escribió: Y esta es la confianza que tenemos en El, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, El nos oye.  Y si sabemos que El nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho” (1Juan 5:14-15).

Como podemos conocer la voluntad de Dios?...leyendo y meditando en su Palabra.  En ella el Señor nos dice, por ejemplo, que no es la voluntad de vuestro Padre que esta en los cielos, “que se pierda uno de estos pequeños” (Mateo 18:14).  Por eso puedes orar en fe por tus hijos para que lleguen a ser salvos, sabiendo que es la voluntad perfecta de Dios.

Cree que El escucha y contesta nuestras oraciones:
Jesús dice: “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá” (Marcos 11:24).  Además nos asegura: Todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará” (Juan 16:23).

Durante el tiempo que separes para estar con El, ya sea en la mañana, mediodía, o en la noche, seria de gran ayuda tener a mano algunas herramientas, como una libreta, un lápiz y la Biblia.  Entonces podrás escribir tus oraciones y las contestaciones de Dios.  El tiempo a solas con Dios no esta completo hasta que, no solamente hayas hablado con El, sino hayas escuchado la voz del padre.

Un ejercicio muy interesante que te ayudara a aumentar tu fe en el ejercicio de la oración es el siguiente: escribe tu oración especifica en un cuaderno (puedes pegar una foto de tu hijo)… pasara tiempo no sabemos cuanto para que El Señor conteste la oración, pero cuando eso acontezca debes tachar la oración con una X y poner una nota que diga Gracias Padre.  A continuación te presento un modelo de oración para que te sirva de ejemplo:

Fecha:________. Nombre del hijo_______________. Gracias Señor porque sabes  los planes que tienes para prepararlo(a).  Oro que mi hijo(a) no ande en consejo de malos, ni en silla de escarnecedores se siente.  Que este hijo (a) se deleite en la ley de Jehová y que medite en ella de día y de noche (lee Jer. 29:11 y Sal. 1:1-2)

 Fecha______________. Amado Padre, que mi Hijo(a)__________________, como tu hijo Jesús, crezca en sabiduría , y en estatura, y en gracia para con Dios y con las personas que tengan contacto con el o ella.  Dale un oído sensible para que escuche de los consejos de sus padres.  Ayúdalo(a) a prestar atención para que obtenga entendimiento (lee Lc. 2:52 y Pro. 4:1)

Fecha_______________. Que el Espíritu de Dios descanse sobre mi hijo(a)_____________________.  Espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor a Jehová (lee Isaías 11.2).  Oro para que los ojos de su corazón sean iluminados y el o ella pueda conocerte mejor.  Que Cristo habite en su corazón por fe, y que__________________

Este arraigado(a) y cimentado(a) en amor (Efe.1:17, 3:17)

  Luchando con Persistencia

“Y yo os digo: Pedid, y se os dará, buscad, y hallareis, llamad y se os abrirá.  Porque todo aquel que pide, recibe, y el que busca, halla y al que llama, se le abrirá. Lc. 11:9-11.

Jesús enseñó claramente acerca de la importancia de hacer peticiones específicas y de la persistencia en la parábola del hombre que se mantuvo tocando la puerta, hasta que su vecino soñoliento se levanto para darle los tres panes para sus invitados inesperados.  El hizo una petición persistente y especifica y obtuvo lo que pidió.  Jesús concluye la parábola diciendo que debemos seguir pidiendo, buscando, llamando hasta que nuestras oraciones sean contestadas (lee Lc. 11:5-13).  En este pasaje notaras que Jesús enseña la persistencia en la oración, junto con un sentido de urgencia y audacia.  El no nos sugiere que debamos darnos por vencidos la renuencia de Dios es responder a nuestras peticiones, sino que debemos ser diligentes y dedicados en nuestras oraciones.  La persistencia es necesaria para nuestro beneficio, no para el de Dios.

Es importante que no dejemos de orar por las siguientes razones:

    * Para proteger nuestras mentes de los ataques del enemigo que vienen cuando nuestras oraciones no han sido contestadas todavía.
    * Para no desalentarnos, sino ser fortalecidos interiormente para animar en amor.  (recuerda que mientras estas orando por los miembros de tu familia, el Espíritu Santo esta obrando en sus vidas, el enemigo tratara de traer conflictos y división entre ustedes).
    * Para estar alertas de las trampas que el enemigo pueda ponerles a aquellos por los que estamos orando.


Como podemos aplicar lo anterior a  nuestra experiencia en la oración?... te daré un ejemplo:

A veces, el Señor nos asegura que nuestros hijos están saliendo de su rebeldía o de su situación crítica, aunque no veamos evidencia visible.  De hecho, las circunstancias pueden lucir peor que nunca.  Pero ese es el momento de creerle a Dios y permanecer firme en su Palabra, y darle gracias desde antes por la oración contestada.  Mientras tanto, oramos insistentemente, a veces con dolores de parto, y permitiendo que el Espíritu Santo en nosotros pueda gemir con gemidos indecibles que no le es dado al hombre expresar (lee Rom. 8:26)

 En un parto normal el dolor siempre precede al nacimiento y a veces toma mucho tiempo… revisemos las etapas de nacimiento de un hijo, y comparémoslo con el “dar a luz en el Espíritu” a través de la oración.

 Concepción___Cuando tu oración llega a ser una con el deseo de Dios.

   1. Gestación___Cuando Dios agranda la visión de Su plan y tienes la de para orar por ello.
   2. Dolor___El dolor de la lucha y la fe; solamente entonces puede acontecer el nacimiento.
   3. Dolor___El dolor de la lucha y la fe; solamente entonces puede acontecer el nacimiento.

Participa: