Un día de milagros en Casa de Dios

El poder de Dios que se derramó fue tan grande que solo hubo poco tiempo para conocer algunas palabras de las personas que recibieron su milagro

Un día de milagros en Casa de Dios

Luego de ver algunos de los grandes milagros que Dios hizo en la reciente Cruzada de Villahermosa, México, la congregación que asistió a los servicios pudo palpar el poder de Dios a través de los testimonios de las personas que fueron sanas hoy, aquí.

 

El poder de Dios que se derramó fue tan grande que solo hubo poco tiempo para conocer algunas de las emotivas palabras de las personas que con lágrimas en los ojos describieron el momento en que recibieron su milagro, muchos de los cuales fueron confirmados por un médico.

 

El Pastor Cash habló que la sanidad es una orden, así que quienes creyeron esa palabra y no dudaron en sus corazones que es Dios quien hace su obra, fueron los primeros en ponerse de pie y dar su testimonio, entre los que se destacan varias  mujeres sanas de continencia urinaria, una joven que recuperó la movilidad en su brazo derecho, una jovencita que el 4 de mayo sería operada de un quiste en la rodilla, otra joven mujer que tomaba medicamentos para controlar un quiste que tenía en la tiroides que además se podía palpar y relató que sintió cómo desapareció, un joven deportista empezó a caminar con normalidad luego de recibir sanidad en el tobillo.

 

Para finalizar el Pastor Cash recalcó la importancia de habitar al abrigo del Altísimo, para morar bajo la sombra del Omnipotente, a través de mantener una relación íntima con quien dio su sangre por cada uno de nosotros, para que se refleje en nuestra vida cotidiana y su gracia nos acompañe siempre.

Aunque no se pudieron escuchar todos los testimonios de las personas, no cabe duda que una vez más el amor de Dios para con sus hijos quedó manifiesto a través de esta pequeña pero concisa mañana de milagros.
Participa: