El poder de escoger

Tu vida y la de tus descendientes dependen de las decisiones que tomas. No permitas que otros escojan por ti.

El poder de escoger


 Escoger es importante, marca tu vida y la de los tuyos. Muchos escogen el mal hábito de las drogas, se meten en serios problemas porque desperdician su vida, su dinero, su potencial e incluso, se arriesgan a tener hijos enfermos. Las personas que han tenido una vida sexual ilícita, se enferman de SIDA e incluso contagian a sus hijos.

Tomar decisiones es poderoso. Si no sigues consejos, no aprendes. Las jovencitas que se aferran a un novio a pesar de lo que les digan, luego se arrepienten por haber construido una familia con problemas.  Finalmente no lograron componer al novio, por el contrario, el novio las descompuso a ellas. Si eres de aquellos que se toma el tiempo de escoger lo que compra, le caes mal a quienes escogen a la carrera lo primero que encuentran, aunque no sea lo mejor. Por ejemplo, las mujeres compran zapatos en oferta aunque no les queden. Tengan cuidado de no escoger en oferta a la pareja, porque luego lo lamentarán. Aprende a escoger con cuidado y recuerda que lo que tienes ahora es lo que escogiste antes, y no hay marcha atrás. Bien o mal, ya escogiste a tu pareja. Ahora escoge bien y decide rescatar tu matrimonio para construir una familia feliz. Créele a Dios por un hogar restaurado, si te precipitaste a entrar en una relación, no cometas el mismo error ahora. Asume tu responsabilidad; junto a tu pareja, pide perdón al Señor por las malas decisiones y  hagan el firme propósito de luchar unidos por rescatar su hogar. Sólo tienen una vida para compartirla, no la desperdicien.

En Deuteronomio 31:19-20 dice: A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar.

Recuerda que tu vida y la de tus descendientes dependen de las decisiones que tomas. Si escoges trabajar mal, condenas a tu familia a vivir mal y tu jefe escogerá despedirte. Tus decisiones motivan las de otros. Provoca tu bienestar y el de tus seres queridos. Vivimos una situación económica muy difícil, sólo quienes destaquen en su trabajo lo conservarán. Los economistas pronostican desempleo masivo en los próximos años. Decide ser de los que conservarán su puesto y recibirán aumento salarial. No es tiempo de berrinches en las empresas, es tiempo de tolerancia y esfuerzos extras. No permitas que otros escojan por ti. Las bendiciones de Dios son tuyas si te decides por ellas.  

La voluntad de Dios

Mateo 6:10 relata: Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Este es una de los versículos peor interpretados de La Biblia. Si algo malo te pasa, padeces alguna enfermedad, sufres de violencia doméstica o tienes problemas financieros, equivocadamente responsabilizas a la voluntad de Dios. Eso es tener el espíritu de Pilatos y lavarse las manos, disfrazándose de un religioso que sabe el Padre Nuestro y lo repite sin entenderlo. Lo que esa frase quiere decirnos es que debemos ser como los ángeles que hacen la voluntad de Dios en el cielo. Como se obedece Su voluntad en los cielos, debemos obedecerla en la tierra. Ojalá fuera así, porque allá arriba no se cometen crímenes, ni se hacen maldades. Entonces, tampoco debería pasar acá abajo, ya que tú deberías ejecutar la buena voluntad de Dios. Acércate al Señor y lee Su Palabra para conocer Su voluntad, porque nadie hace la voluntad que no conoce.

Dios nos deja escoger

En el libro de Josué 24:15 leemos: Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Recuerda que El Señor fue quien te dio el poder de hacer riquezas. Si Dios te bendice no lo olvides. Decide ser fiel como Él lo es. Hay personas que luego de recibir bendiciones regresan al pecado, pero eso no es responsabilidad de Dios. La actitud mal agradecida de algunos no cuestiona la fidelidad del Señor, quien siempre cumple Sus promesas.

Es difícil que a alguien no le parezca bueno servir a Jehová, pero aún así, la Palabra deja abierta la puerta a esa posibilidad. Hay muchas personas que han estado en un grupo de amistad y cuando se alejan, dan mal testimonio de su experiencia y critican el Modelo. Tú y tu casa deben servir a Jehová. Imita el ejemplo de Josué, quien como líder de su casa, y a pesar de ser comandante de un ejército,  daba ejemplo sobre cómo servir al Señor incondicionalmente. Sin importar qué suceda, aunque pases cuarenta años de desierto y estrechez económica, sé valiente y fiel al Señor y proclámalo ante todos. No desesperes, la ansiedad no debe determinar tu fe. Además, recuerda continuar fiel cuando Sus promesas se cumplan y goces de la Tierra Prometida, porque Él es tu Señor y Salvador, quien murió por ti en la cruz del Calvario, el Cordero de Dios que lavó tus pecados. Tú escoges servirlo o no, decides por la vida o la muerte, el bien o el mal. Escoge siempre lo bueno y correcto.

Fidelidad y lealtad a toda prueba

Rut 1:10-14y le dijeron: Ciertamente nosotras iremos contigo a tu pueblo. Y Noemí respondió: Volveos, hijas mías; ¿para qué habéis de ir conmigo? ¿Tengo yo más hijos en el vientre, que puedan ser vuestros maridos? Volveos, hijas mías, e idos; porque yo ya soy vieja para tener marido. Y aunque dijese: Esperanza tengo, y esta noche estuviese con marido, y aun diese a luz hijos, ¿habíais vosotras de esperarlos hasta que fuesen grandes? ¿Habíais de quedaros sin casar por amor a ellos? No, hijas mías; que mayor amargura tengo yo que vosotras, pues la mano de Jehová ha salido contra mí. Y ellas alzaron otra vez su voz y lloraron; y Orfa besó a su suegra, mas Rut se quedó con ella.

Era costumbre que las viudas fueran redimidas por sus cuñados. Pero Noemí sabía que no podría darle otros maridos a sus nueras, así que las liberó del compromiso de seguirla. Orfa, una de ellas,  la besó y se fue. Ten cuidado con los gestos de cariño que recibes, porque pueden ser despedidas. Hay personas que necesitan recibir cariño físico y se sienten rechazadas si no les dan un abrazo o un beso. Si con eso les arreglo la vida, yo mismo se los ofrezco, pero es mejor alguien que se queda a tu lado y te ofrece la Palabra, que alguien que te da un beso y se va. Es increíble que una nuera fuera tan fiel a una suegra. Pero con su actitud, Rut nos da una valiosa lección sobre cómo escoger. Quien es fiel y leal tiene capacidad para decidir lo justo y correcto.

Rut escogió unir su destino al de una anciana pobre, y al final encontró un buen esposo que le dio más de lo que esperaba. Si aceptas trabajar en una empresa te unes a su destino. Si aceptas a un borracho o a un haragán como esposo, estás decidiendo tu destino y el de tu descendencia. Así que escoge bien a quién unirás tu destino. Sé fiel y leal, porque así recibirás bendiciones. Rut, la  moabita, fue la madre del linaje de Jesucristo. Esa fue la recompensa por su fidelidad y lealtad. Imita a Rut para escoger, no olvides que las decisiones actuales definen tu destino y el de muchos a tu alrededor. No midas las consecuencias de hacer lo correcto, simplemente hazlo, aunque sea difícil y parezca lo peor. Dice la Biblia que si eres fiel hasta la muerte, te sentarás a la derecha del Padre. Decídete hoy, une  tu destino al del Señor Jesucristo y toma tu lugar a Su lado.

Participa: